ARTÍCULOS "EL" y "UN" DELANTE DE SUSTANTIVOS FEMENINOS

Origen histórico:
Las formas el y un que combinan con palabras femeninas que empiezan por a o (ha) tónicas son históricamente femeninas, ya que su origen latino era también femeninas illam (> ell> el(a)), unam (> un(a)). Por lo tanto, hay que hablar de unas formas el, un masculinas (el niño, un niño), y otras femeninas (el alma, un alma).

Norma general:
A los sustantivos femeninos que comienzan por el fonema /a/ o /ha/ tónico se llevan el artículo el o un, en vez de la o una, cuando se dan las siguientes condiciones:
a) el artículo va inmediatamente delante del sustantivo.
b) este sustantivo pertenece al género femenino y está en singular.
c) este sustantivo comienza por un fonema /a/ o /ha/ tónico.
el agua clara, el arma blanca, el hacha pesada

Excepciones:
a) Las letras del alfabeto: la hache, la a .
b) Cuando el artículo determinado o indeterminado no precede inmediatamente al sustantivo femenino que comienza por el fonema /a/ tónico, se usa la forma femenina la / una:
la pequeña hacha, una altiva águila, la única arma
c) Cuando el sustantivo femenino comienza por el fonema /a/ o /ha/ átono:
la alegría, una avispa, la almeja
d) Cuando el sustantivo es un nombre de mujer: la Angela, la Ana.
e) Para la ciudad de La Haya.
f) Cuando el artículo designa el género de una persona o de un animal:
el árabe (hombre), la árabe (mujer), el ánade (macho), la anade (hembra)
g) Cuando la palabra que comienza por el fonema /a/ tónico no es un sustantivo, sino un adjetivo:
la agria polémica > una agria polémica
Todos los sustantivos femeninos que empiezan con a / ha tónicas y que van precedidos en singular por los artículos el o un, siguen siendo femeninos en singular así como en plural:
el agua clara, las aguas claras, un hacha pesada, una hachas pesadas, el ala blanca, las alas blancas