DOS NUEVOS MIEMBROS ENTRAN EN LA REAL ACADEMIA

El pasado 19 de junio fue elegido como nuevo miembro de la Real Academia el filólogo aragonés José Manuel Blecua, elegido para el sillón H, ocupado anteriormente por Emilio Lorenzo. Asimismo, Carlos Castilla del Pino ocupará el sillón Q, vacante desde la muerte de D. Camilo José Cela.

Catedrático de Lengua Española en la Universidad Autónoma de Barcelona, José Manuel Blecua Perdices (Zaragoza, 1939) valora su entrada en la Real Academia Española como la culminación de una carrera. Hijo del filólogo José Manuel Blecua Teijeiro, aporta a la Academia su profundo conocimiento de América y su bagaje como director académico del Instituto Cervantes y de los actos del IV centenario del 'Quijote'.

Este hombre cordial y generoso conoce bien los trabajos que desarrolla la Academia. Desde hace más de tres años colabora con Ignacio Bosque en la preparación de la Gramática y es el responsable de la sección de Fonología y Fonética de esta importante obra de referencia que estará terminada en el 2007. Pero el domingo tendrá lugar su incorporación formal a la RAE con la solemne ceremonia de ingreso y con la lectura de un discurso que se titula "Principios del Diccionario de Autoridades".

En su intervención, el nuevo académico, experto también en historia de las ideas lingüísticas en España y en la aplicación de las nuevas tecnologías al estudio de la lengua, hará ver cómo, "en el espíritu inicial del trabajo de la Academia, existen una serie de líneas de tradición grecolatina que se basan en la formación más o menos uniforme que se recibía en Europa en los siglos XVI y XVII".

El filólogo aragonés conoce bien la realidad de Cataluña porque desde hace más de cuarenta años vive y trabaja en Barcelona, y asegura que "la coexistencia del castellano y del catalán es perfecta en todo el territorio". "Siempre puede haber alguien que se sienta vulnerado en sus derechos, pero, en general, la convivencia dentro de la sociedad catalana es muy armónica", afirma Blecua.