La obra de Cervantes traducida al quechua

Se podría decir que El Quijote ha llegado hasta los Andes. Recientemente se ha presentado en Madrid la primera y única traducción de la famosa obra de Cervantes al quechua. El Quijote ha sido traducido a más de 70 lenguas, entre ellas el chino, el tailandés o el indi, y ahora ha llegado al quechua, el cuarto idioma más hablado en América y la lengua nativa más extendida del continente latinoamericano.

“Huh k’iti, La Mancha llahta sutiyuhpin, mana yuyarina markapi, yaqa kay watakuna kama...”, así comienza en quechua el famoso “En un lugar de la Mancha... “ del Quijote, una traducción presentada recientemente en la Casa de América de Madrid con la presencia de la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, y del secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias.

El traductor de dicha obra ha sido el teólogo y periodista de 82 años Demetrio Túpac, quien ha necesitado más de seis meses de trabajo para finalizarla. “Esto lo tienen que leer todos los seres humanos”, afirma Túpac, “porque todos llevamos dentro esos ideales, como la búsqueda de la justicia o el amor a la verdad y también la otra parte, la de la pasión de Sancho por vivir, comer y poder dormir en sitio mullido, son las dos caras de los hombres. La parte humana y la intelectual que reúne el libro y que ahora se puede leer en quechua, el idioma más exacto y perfecto para estructurar los pensamientos más bonitos del ser humano, como me dijo un profesor de la Universidad de Nueva York”, recalca.

Para Demetrio Túpac lo más difícil fue comprender y meterse en la lengua del siglo XVII. “La gente piensa que sólo somos diez millones de personas los que hablamos quechua, pero se equivocan porque somos muchos más, ya que lo seguimos hablando en Ecuador, Perú, Bolivia y Chile, así es que por lo menos a diario más de 20 millones de personas nos amamos, nos queremos, nos odiamos y discutimos en quechua”, asegura Túpac.