VALORES DEL “SE” EN ESPAÑOL

Este artículo os queremos ofrecer un resumen de los distintos usos que tiene la partícula “se” en español, ya que hemos visto con frecuencia en nuestros estudiantes que les supone una dificultad constante cuando están estudiando español como segundo idioma.

En oraciones pasivas reflejas
Se construye con el verbo conjugado de forma activa en la tercera persona precedido de se. Las pasivas reflejas no suelen llevan complemento agente. El sintagma nominal que expresa el paciente es sujeto oracional no personal y concuerda con el verbo en persona y número:
El ayuntamiento construyó las casas.
Se construyeron las casas.

En oraciones impersonales
Carecen de sujeto, por lo que el verbo va siempre conjugado en la tercera persona del singular. El sintagma nominal que expresa el paciente es objeto directo personal va introducido por la preposición a:
La gente critica a los políticos.
Se critica a los políticos.

La pasiva refleja y la forma impersonal son dos formas de omitir la expresión del agente, que queda no especificado y recibe una interpretación genérica. Pero sintácticamente, estas dos clases de oraciones tienen estructuras distintas. Las pasivas reflejas sólo se pueden formar a partir de verbos transitivos que acepten la transformación pasiva. La forma impersonal se puede formar con cualquier tipo de verbo.

Pronombre personal átono en construcciones medias
Hay que señalar el uso frecuente de construcciones medias con un pronombre personal átono en función de objeto indirecto; este pronombre establece una especial relación de pertenencia entre el sujeto de la oración y la persona implicada.
Se nos ha roto el coche.
Algunos verbos intransitivos aparecen también en construcciones semejantes:
Se le caen las cosas de las manos.

Con verbos pronominales
Son verbos que se construyen siempre con se. No existe una variante del verbo sin esta forma:
acordarse; arrepentirse; atreverse; olvidarse
En las oraciones con verbos pronominales, en las reflexivas y en la recíprocas, el pronombre se alterna con otros pronombres de primera y segunda persona cuando el sujeto cambia de persona:
Me acuerdo. Te arrepientes. Nos atrevemos.

Con valor aspectual
La variante con se añade un matiz aspectual a la acción verbal, un matiz de acción concluida totalmente o de inicio de la acción:
El atleta se come un pollo. / El atleta se fue a Atenas.

Como pronombre reflexivo o recíproco
Cuando se tiene la función de pronombre, ocupa el lugar de algún argumento del verbo y desempeña la función de complemento directo. Aparece con verbos transitivos cuando el sujeto y el objeto directo tienen el mismo referente.
El niño se lava. [Oración reflexiva]
Los niños se pegan (unos a otros). [Oración recíproca]

Complemento Indirecto de tercera persona
Se es la forma que toma el pronombre personal como complemento indirecto (dativo), tanto en singular (le) como en plural (les), cuando precede a alguna de las formas de acusativo lo, la, los, las:
El marido le dio un regalo a su mujer.
El marido se lo dio. [se = a su mujer; lo = un regalo]