EL ESPAÑOL EN HONG KONG

Los comienzos de la enseñanza de español en Hong Kong se remontan a principios de los años setenta por parte de la llamada Sociedad Hispánica. La primera razón de ser de esta asociación era ofrecer a los hispanohablantes, especialmente iberoamericanos y filipinos residentes en Hong Kong, entre los que se encontraban miembros de origen chino, un marco para mantener relaciones sociales. A partir de aquí surgieron los primeros cursos de español, impartidos en un principio por religiosos o ex religiosos. En los primeros años, aproximadamente dos terceras partes del alumnado eran británicos del Gobierno colonial hongkonés que tenían normalmente propiedades en España y el resto era chino.

Los estudiantes de castellano en Hong Kong normalmente ya hablan inglés, y el francés ocupa el segundo puesto en popularidad, seguido del alemán a bastante distancia.

Un dato curioso que conviene apreciar es la importancia de la demanda privada de cursos de castellano, a pesar de que el precio medio de un curso cuatrimestral de 60 horas en academias privadas o centros de educación nocturna ronda los 400 euros. Por este motivo, se ha tenido en cuenta la docencia del castellano no sólo en centros universitarios, sino también en centros de educación secundaria, centros que ofrecen educación continua para adultos y academias de lenguas. Los centros de educación secundaria son privados o concertados. No se tiene constancia de colegios o institutos públicos que incluyan español en sus programas educativos en la actualidad.

A la vista de los datos recogidos hasta el momento se podría afirmar que el número aproximado de estudiantes de español en Hong Kong es de 1.998, de los cuales 745 corresponden al ámbito universitario. Si se comparan estas cifras con el número de estudiantes universitarios que reciben clases de español en la República Popular de China, 700 por año según Taciana Fisac (2000), es evidente que parece haber un interés mucho más acusado en Hong Kong que en la RPC, especialmente si se tiene en cuenta que la RPC cuenta con 1.300 millones de habitantes y Hong Kong con menos de siete millones, y más aún si se considera que la RPC acaba de cumplir el cincuentenario de la enseñanza reglada del español, mientras que en Hong Kong el castellano no hace acto de presencia como asignatura propiamente universitaria hasta 1993.

María Mercedes Vázquez Vázquez
(Anuario Español en España 2004)