ENTREGA DEL PREMIO CERVANTES
SERGIO PITOL RECIBE EL PREMIO CERVANTES POR SUS “REFLEXIONES SOBRE EL ARTE DE ESCRIBIR"

El Rey entregó el pasado viernes al escritor mejicano, Sergio Pitol, el Premio Cervantes por sus "reflexiones sobre el arte de escribir".

Autor de títulos como El tañido de una flauta, El Vals de Mefisto, El arte de la fuga o Pasión por la trama, el autor mejicano Pitol, de 73 años, ha recordado agradecido cómo, nada más conocerse en diciembre pasado la noticia de que había sido premiado con el máximo galardón de las letras españolas, su casa de Xalapa (México) se llenó de amigos y familiares. “Desde ese día, he recordado imprevisiblemente fases de mi vida, unas radiantes y otras atroces", pero siempre volviendo a su infancia.

Su infancia es precisamente uno de los pilares de su obra, ya que le marcó profundamente quedar huérfano a los cuatro años, con lo que tuvo que ser criado por una abuela. Además, durante seis años de su niñez sufrió malaria, lo que le obligó a permanecer en cama, convirtiéndose en un voraz lector. Secundado en esta afición por su abuela, también apasionada de las letras, a los 12 años había leído ya a Verne, Stevenson, Dickens y Tolstoi.

Por su parte, el Rey Juan Carlos ha elogiado de Pitol su “lúcida trayectoria literaria que enriquece el valor de nuestra lengua común” y su obra, que "nos seduce con la verdad" También ha destacado el Rey que el premio Cervantes 2005, que coincidió con el Cuarto Centenario del Quijote, haya recaído en un hombre de letras de profunda "dimensión cervantina", con un "talante innovador" y "adelantado a su tiempo". En resumen, "un verdadero modelo" para las nuevas generaciones de escritores, un maestro que, sin embargo, "no ha pretendido ejercer la más mínima docencia".